Federación Colombiana
de Automovilismo

A+ A A-

El famoso Ford Mustang celebró su 54º aniversario

Los aficionados de todo el mundo y la trasnacional automotriz Ford Motor Company no han dejado pasar desapercibido el día de ayer al cumplirse 54 años del inicio formal de la comercialización del icónico cupé personal “pony car” Ford Mustang, el 17 de abril de 1964.

El carismático carro “del caballo” forma parte importante de la historia del automóvil al ser uno de sus mayores fenómenos de mercadeo y seguramente el mejor ejemplo del automóvil que se vende gracias a lo que las personas creen que es, en vez de por sus cualidades de diseño e ingeniería intrínsecas.

Técnicamente, el Mustang es el resultado de instalar sobre el elemental sedán compacto Ford Falcon de bajo precio una carrocería cupé más vistosa y distintiva. Una apariencia más exclusiva permitió a Ford aplicar un incremento de casi 25% al precio, manteniendo costos de producción similares a los del Falcon, pero además el Mustang impuso de forma masiva el negocio de las opciones, que por sí solas podían encarecer el precio en una tercera parte y generar ganancias mucho mayores que las del producto en sí.

El ruidoso éxito comercial del carro en su primera generación (1964-1973) le hizo inaugurar formalmente el segmento de carros cupés de tipo personal y tamaño compacto, que luego la prensa describió genéricamente como el de los “pony car”. Una segunda generación, aparecida entre 1974 y 1978 como Mustang II fue igualmente influyente en la industria al dar vida al segmento de cupés subcompactos de estilo deportivo (“sporty car”).

A lo largo de su historia, la orientación de mercado aplicada al Mustang lo ha posicionado ante sus propietarios como algo que no es y estos han reaccionado en consecuencia, falseando un poco la realidad.

A fin de explotar la faceta aspiracional del modelo, Ford recurrió al preparador-piloto norteamericano Carroll Shelby para que éste preparara una edición juvenil y de alto rendimiento del carro, a fin de aprovechar parte del impacto mediático causado por los “muscle car” contemporáneos. El preparador tejano afirmó que pretender hacer un carro deportivo sobre la base del prosaico Falcon era imposible, pero aceptó instalar al auto un motor potente y varios accesorios para acercarlo a esa idea, surgiendo en consecuencia la falsa creencia de que el Mustang es un carro deportivo.

Los aficionados por su parte han afirmado que el Mustang II es un verdadero fracaso, cuando en realidad fue un carro tremendamente influyente en la industria. Posteriormente han cuestionado el giro que Ford dio a la tercera generación del modelo, cuando en realidad el acertado manejo del producto permitió a la marca mantener el emblema en producción y que éste no perdiese prestigio a pesar de verse forzosamente asociado a elementos “de los ’80” como los temblorosos motores turbo de baja cilindrada, los motores de cuatro cilindros en las versiones básicas y otras cosas.

Foto.Steve ArnoldFlickr

En la actualidad, el culto al Mustang sigue vivo y los fans exaltan las cualidades del carro, pero en realidad Ford está muy preocupada porque pese al carisma del modelo y al esfuerzo hecho para comercializarlo mundialmente desde hace un lustro no han permitido encontrar más que 120.000 clientes al año, cuando en 1965 se vendía 600.000 anuales ¡solo en EE.UU!

El carácter de “carro halo” que mantiene el Mustang y el fuerte impacto de su marca son los que le mantienen en producción, a pesar de que la tendencia mundial del mercado apuntan con cada vez más énfasis hacia las camionetas utilitarias y similares. A fin de mantener vivo ese carisma, Ford ha tenido que recurrir a la receta de hacer del Mustang un carro políticamente incorrecto, es decir, de esos que voluntariamente invitan a sus conductores a recurrir a técnicas de manejo poco consecuentes como superar los límites de velocidad permitidos en vías públicas, atronar los oídos de las personas con el ruido de sus escapes, consumir gran cantidad de gasolina y gastar una gran cantidad de dinero en accesorios que no hacen más que acentuar ese carácter antisocial que ahora tiene el carro.

Del mismo modo en que la marca ha difundido a través de sus oficinas de RR.PP notas de prensa alusivas al nuevo aniversario, tal como todos los años, los fans de la marca han organizado exhibiciones, muestras y reuniones.


El Mustang actual ofrece la oportunidad de tener un carro
potente (hasta 400HP) a precio módico (unos US$30.000)
y pagadero a crédito. También vende el falso concepto de
que poder comprar un carro de estas características otorga
la responsabilidad para conducirlo. Basta ver el porcentaje
alto de Mustang de último modelo involucrados en accidentes
para ver que no es así…

La Guía del Motor

 

Valora este artículo
(0 votos)
volver arriba

RESEARCHBUSINESS TRAININGECOPORMOSALTAMONTESCALI RACING CLUBCLUB G-3 ¼ DE MILLALOS TORTUGASESCUDERIA LOS TOPOSTC 2000AUTÓDROMOS S.A.AUTOMOVIL CLUB DE COLOMBIAXRP AUTOMOVIL CLUB XRPCLUB A1 Colombian Motor Sport